Fluid-Bag FLEXI

El contenedor que se puede usar y olvidar: Un contenedor de un solo uso diseñado para transportes de larga distancia.

 

Ventajas:

  • Fluid-Bag es un sistema de contenedor cerrado. Como es flexible, no hay necesidad de dejar entrar aire en el contenedor, por lo que se evita el riesgo de contaminación por partículas, bacterias o humedad.
  • Alcanzan los niveles más bajos de residuos en el mercado, inferiores al 0,5%. El uso de contenedores Fluid-Bag le permite evitar el desperdicio innecesario en el proceso de fabricación, aprovechando al máximo cada gota de producto.​
  • El contenedor brinda una protección fiable, gracias a las excelentes características de barrera, por lo que la cantidad de líquido transportado siempre permanece uniforme. Ofrecemos diferentes tipos de bolsas interiores para que se adapten a su producto; disponemos de combinaciones alternativas de revestimientos para satisfacer las necesidades específicas de cada material.
  • Para Fluid-Bag, la seguridad es lo primero. Cada contenedor interno es inspeccionado y probado. Se fabrica con la cantidad mínima de material de embalaje: un contenedor interno estándar de 1.000 l. contiene aproximadamente 4,7 kg de plástico.

Fluid-Bag FLEXI, un IBC versátil y flexible para transportes de larga distancia

Fluid-Bag FLEXI es nuestra opción de un solo uso e incluye un contenedor interno para un solo viaje, una bolsa de transporte y una plataforma de madera. El contenedor interno desechable siempre está limpio y no hay necesidad de mantenimiento o lavado. La bolsa de transporte exterior y el pallet se pueden desechar fácilmente y se evitan por completo los costes de devolución de los contenedores vacíos.

Fluid-Bag FLEXI

El contenedor Fluid-Bag FLEXI se compone de:

A. Marco de apilamiento

B. Recipiente interior reemplazable de un solo uso

C. Bolsa de transporte con 4 postes de madera

D. Palet de transporte de madera